Ahorra dinero viajando liviano!

Los viajes siempre son oportunidades para descubrir nuevos lugares, comer comida deliciosa, compara recuerditos y tomar miles de fotos. El problema muchas veces es que no cabe todo lo que se quisiera en la maleta. En los últimos años, las restricciones en los vuelos se han vuelto cada vez más complicadas. Las maletas tienen que ser más chicas y no pesar más de 23 kilos o hasta menos.

Lo ideal es poder empacar toda nuestra ropa y accesorios en una pequeña maleta de no más de 10 kilos. Lo importante es saber qué empacar.  Visualizar nuestros conjuntos de ropa, llevar prendas básicas y si es necesario, lavar en los hoteles.

Para poder hacer que sea posible la técnica de viajar ligero, es importante que se hagan combinaciones de ropa y que podamos repetir piezas del guardarropa en más de una ocasión sin que se vea que es lo mismo.

Los básicos

Se empieza por las prendas íntimas, si es un viaje de 10 días lo ideal es empacar 2 brassiers más el que se lleva puesto, se tiene que procurar que sean de distinta anatomía (halter, tirantes cruzados, strapless, color carne, blanco o negro) para que se pueda usar la ropa con libertad. En cuanto a pantaletas, lo indicado es llevar el número exacto para los días de viaje, pero una alternativa rentable es poder lavar la prenda de manera rápida y dejar que se seque durante la noche.

Lo que da forma

Dependiendo del clima, templado, por ejemplo, lo mejor es llevar dos pares de pantalones de diferentes tonalidades y estilos; blancos, negros, leggins, o jeans. Más los que se llevan en el vuelo, que sean los más cómodos de todos. Con esta base, podremos hacer los conjuntos mucho más ágiles. No importa el clima, es recomendable llevar unos shorts, un traje de baño y un little black dress.

Los tops es lo que dará versatilidad al look, por lo que hay que buscar blusas o playeras coloridas, con estampados y telas que se diferencien entre sí. Sumado a esto, hay que empacar camisetas blancas y negras: básicas para cualquier viaje.

Los complementos

Lo que puede ayudar mucho a un atuendo a verse diferente son los accesorios. Las bufandas y collares pueden dar el toque para que no se vea repetitivo nuestro día a día.

En zapatos es recomendable llevar unos muy cómodos tipo tenis, para los viajes en los que hay que caminar mucho, unos flats de color combinable, sandalias que sirvan para bañarse y si el viaje lo requiere, unos botines de tacón pequeño para ocasiones especiales.

Las prendas que ocupan más espacio siempre son los tapados, por lo que hay que ahorrar mucho en las elecciones. Lo ideal será llevar una chamarra que proteja del frío, un suéter ligero y si se desea una chamarra extra que sirva para exaltar los atuendos. Siempre es recomendable que las prendas más voluminosas se lleven puestas en el avión.

Lo indispensable

En cuanto a las restricciones de las aerolíneas, lo mejor es encontrar recipientes pequeños que contengan nuestros productos más usados en el día a día, como shampoo, acondicionador, desodorante e incluso botes especiales para traspasar los perfumes a recipientes más pequeños.

Los viajes son experiencias únicas y el equipaje nunca tiene que ser un impedimento para llegar a todos los lugares magníficos que tenemos pensados.

Algún Comentario?