Viajar con caravana desde Barcelona

Alquiler-de-autocaravanas

¿Vives en Barcelona y estás pensando en hacer un viaje en caravana?, ¿a qué estás esperando? Barcelona es una ciudad ideal para comenzar tu aventura sobre ruedas. Barcelona es un punto estratégico ya que podrás realizar rutas para descubrir los lugares con encanto de “Le France” o planificar una ruta por el norte de España o incluso poner rumbo a las playas del sur.

Una experiencia única para vivir en familia o con amigos que te permitirá disfrutar de un viaje a la carta y olvidarte de las típicas preocupaciones de los viajes convencionales: dónde pasar la noche, dónde ir a comer, dónde parar a descansar…

Los primeros pasos en caravana

  • Alquiler de caravana en Barcelona: El primer paso si no eres propietario de una caravana será buscar el vehículo que mejor se adapte a tu economía y a tu viaje. Existen plataformas de alquiler de caravanas en Barcelona, donde podrás alquilar entre diferentes marcas, modelos y precios. Vehículos que ya cuentan con su propio seguro, por lo que sólo tendrás que preocuparte por tu viaje. Aquí te dejamos un enlace, donde podrás alquilar a tu compañera de viaje: http://www.areavan.com/alquiler-autocaravanas/barcelona/
  • Planificación de la ruta: La planificación será tu mejor guía. Pese a que tendrás que invertir tiempo, es recomendable que prepares tu ruta con antelación. Existen guías como la guía Repsol con un apartado para viajes en caravanas. Es fundamental que marques hitos con parkings y campings de caravanas, de esta forma siempre tendrás un lugar donde repostar: agua, electricidad y realizar vaciado de aguas.
  • Cambio de chip: Si nunca has viajado antes en caravana, es importante que entiendas que no será un viaje convencional. Podrás descubrir lugares únicos, vivir en contacto con la naturaleza y disfrutar de la sensación de no tener programa. Lo más importante es disfrutar del viaje.

Consejos para viajar en caravana

Eso sí, un viaje en caravana será una experiencia única, pero sobre todo muy diferente a cualquier otro viaje que hayas realizado, por ello es fundamental prepararse a conciencia y tener claros los siguientes puntos. ¡Toma buena nota!

Calcula la cantidad de agua

Una caravana te permite hacer una vida totalmente normal, como si estuvieses en casa. Eso sí, debes tener en cuenta que por lo general, las reservas de agua suelen tener una capacidad para aguantar unos dos días, aunque dependerá de la cantidad de kilómetros que recorras. Si contamos que en la caravana utilizamos el agua para fregar menaje de cocina, cocinar, ducharnos y asearnos, dos días es un tiempo totalmente comprensible. Para no tener ningún disgusto, lo más recomendable es que cada dos noches paréis en algún camping de paso en el que podáis tanto rellenar el tanque de agua, como cargas las baterías de la autocaravana.

Ropa de cama y utensilios

Si realmente quieres estar como en casa, no olvides coger sábanas y mantas y todo tipo de ropa de cama para sentirte lo más a gusto posible. Lo más seguro es que la empresa de alquiler de caravana te proporcione este tipo de cosas, pero nunca está de más apostar por lo seguro. Así como si quieres preparar durante tu viaje tu plato estrella, asegúrate de llevar todo lo necesario para ello; sartén, olla, cubiertos…

Estacionar tu caravana

Cuando viajas en caravana, no pretendas aparcar en el centro de la ciudad, de hecho, es posible que en muchas ciudades con un casco antiguo demasiado antiguo, no te permitan la entrada con ella. De modo que si quieres ir a visitar el centro, te recomendamos que busques un camping o una zona en la que poder aparcar tu caravana, y acercarte al centro en servicio público o dando un paseo. Por lo general, cerca de los campings y de las zonas de estacionamiento suelen haber paradas de taxi o autobús cercanas.

Lo primero, la seguridad

Vale que lo de viajar en caravana es algo diferente y muy divertido, pero eso no significa que no haya que tomar las precauciones necesarias. Es importante tener claro que mientras la caravana está en marcha, todos deben ir correctamente sentados y con el cinturón puesto. No deja de ser un vehículo que va por carretera. Por supuesto, nada de ir durmiendo o tumbado en la cama durante el trayecto.

Si tienes una emergencia

Aunque no tiene porqué, si durante el viaje sufres cualquier tipo de emergencia, ya sea un accidente, un robo o un fallo del motor, es importante no perder la calma y llamar rápidamente a la Policía. Debes tener un especial cuidado cuando pares en las áreas de servicios (sobre todo si planeas viajar al extranjero) , y asegurarte que has dejado la caravana perfectamente cerrada. Si piensas parar en un área de servicio, nuestro consejo es que sigas un poco hasta encontrar un camping adecuado. Más vale prevenir que curar.

¿Preparado para vivir unas vacaciones diferentes?

Algún Comentario?