Barcelona, la ciudad de los poliamorosos

Las relaciones humanas son como el comienzo de la raza misma, nómadas, inestables y con tendencia a cambiar de lugares o gustos de manera frecuente. Algo que se ve cada día más con el paso del tiempo y el cambio en las sociedades. Sin embargo, aunque sea un hecho más genético que de gustos o caprichos, lo cierto es que la sociedad no termina de ver con buenos ojos este tema. Pero, cada vez que un individuo, sin importar su sexo o preferencias sexuales, está sumido en más de una relación a la vez, la sociedad no acepta el tema y lo tildan de inestable, infiel y muchos otros adjetivos. Estos son los poliamorosos.

Lo mismo pasa con aquellos que realmente son infieles. Más allá de evaluar el caso incluso a nivel psicológico, son atacados desde el comienzo y hasta apartados de diversos grupos o actividades comunes en un determinado ambiente.

¿Por qué existe el poliamor?

Una de las necesidades básicas del ser humano pasa por el sexo y la satisfacción hormonal, por lo que ambas cosas se unen y generan una verdadera explosión de placer difícil de evitar. Por otra parte, el ser humano de por sí es bastante curioso, por lo que tener dos o más parejas, puede responder a la posibilidad de querer conocer el desempeño de cada una, más que de querer lastimar a todos.

Otra necesidad es la de sentirse querido, una de las razones más escuchadas en estos casos, que al tener el cariño y/o atención de varias personas a la vez, siente mayor estabilidad emocional en lo individual, por lo que puede no medir el daño ocasionado a los demás.

Por último, pero también importante, el propio ego, el don de conquistador o conquistadora que puede tener cada persona hace que transite por el mundo queriendo tener una colección de amores  sólo por satisfacer (aquí sí, de manera egoísta) sus propios deseos, siendo inestable para los demás, pero feliz internamente.

Si soy poliamoroso, ¿Dónde puedo ser feliz?

En ciudades como Barcelona, España, el poliamor es una tendencia que se incrementa y estabiliza de manera notoria con el paso del tiempo, al punto en el que las relaciones abiertas o el intercambio de parejas forma parte de una práctica muy normal en ciertos sectores de esta sociedad, sobre todo en edades adolescentes y menores a los 30 años.

Precisamente en Barcelona, es donde una red de poliamor (por así llamarle), tiene más auge que en ninguna parte, ideal incluso para el intercambio de números, ideas, actividades y más. Así que es momento de buscar a tu “cuarto de naranja” y unirte a las Parejas de Barcelona en Fuegodevida.

Este sitio web está diseñado para aquellos que se sienten cómodos en este tema. Además, pueden llevar la idea sin ninguna culpa en su cerebro. Ya que muchos de estos hablan de culpa. De igual manera, como toda nueva tendencia, así como los practicantes se organizan en este tipo de grupos, lo cierto es que los detractores también se han vuelto más hostiles con el tema y busca diferenciarse de manera clara.

Algún Comentario?